30 de agosto de 2012

Mundodisco: El Atlético Invisible

Hay dos tipos de novelas de Mundodisco: las que parodian los mundos de fantasía creados por Tolkien, Rober E. Howard y sus múltiples imitadores, y las que satirizan nuestro propio y tragicómico mundo. El Atlético Invisible, la 37ª novela de Mundodisco, pertenece a este segundo grupo.

El libro se publicó en el Reino Unido en 2009 con el título Unseen Academicals, y Plaza & Janés sacó la edición en castellano en julio de este mismo año. A pesar de la notable diferencia de tiempo, casi es insignificante en comparación con lo que algunos seguidores de la saga sufrieron cuando los derechos de publicación pertenecían a Martínez Roca.

Además, todo aquel que, teniendo una buena base de inglés, prefiera leerse estos libros en español y perderse algunos de los maravillosos juegos de palabras de Terry Pratchett es tonto de remate y no tiene razón alguna para quejarse. Como yo. Y por eso no me quejo. Bueno, por eso y porque mi problema es justo el contrario: no termino de acostumbrarme a leer más de un libro de Pratchett al año. Realmente la fórmula no varía mucho de unos libros a otros y hay un punto en el que es uno acaba saturado. Os lo comento porque hace solo unos meses que me leí Dinero a mansalva, y esto puede haber influido en mi opinión sobre esta nueva novela. Creedme, no es tan malo como suena. Solo quería advertíroslo, para que lo tengáis en cuenta si os importa mi valoración. Y si no os importa, no me explico qué hacéis leyendo esto. ¿Ya habéis visto todos los vídeos graciosos de gatos que hay en Internet o qué?

Empecemos por la sinopsis.

27 de agosto de 2012

The Book of Unwritten Tales

No sé si el hecho de que Alemania sea el país que más aventuras gráficas de point and click sigue produciendo (dato contrastado con ninguna fuente en absoluto) tiene que ver con su condicionamiento hegeliano, o simplemente con que son unos rancios y unos nostálgicos recalcitrantes, algo difícil de creer en un país en el que el ciudadano medio bebe 110 litros de cerveza al año y que invierte tantos millones de euros en investigación y desarrollo; pero lo cierto es que los alemanes se niegan a dejar morir el género, y sus seguidores lo agradecemos. Das ist gut, ya.

En 2009, la compañía KING Art lanzó al mercado The Book of Unwritten Tales, una aventura gráfica que traslada al jugador a un mundo de fantasía medieval de corte cómico, en la línea de Simon the Sorcerer y Mundodisco, pero sin llegar a ser un pastiche, ya que tiene su propio sello de identidad.

Aparte de que probablemente sea la mejor aventura gráfica tradicional que ha salido en la última década, hay muchos otros factores que juegan a su favor. Podría resumirlos en dos líneas, pero prefiero haceros leer otras 2.000 palabras y desafiar a las estadísticas que dicen que la gente prefiere los videblogs.

23 de agosto de 2012

Dídac Arcos: Abrazando la oscuridad

El sábado pasado me leí una novela de la que más que probablemente sea la primera vez que oís hablar. El título lo tenéis arriba con letras bien grandes y también a continuación: Dídac Arcos: Abrazando la oscuridad.

Según entiendo, este libro será la primera parte de una saga. De hecho, espero que lo sea, porque acaba con un cliffhanger. Y si no lo es, solo puedo desearle al autor que su próxima noche de vino, velas y "ojalá hubiese cambiado las sábanas esta mañana" se vea interrumpida precipitadamente. Precipitadamente en el sentido de tener que acabar la faena en el cuarto de baño. No sé si me seguís.

El autor del libro es J. M. de Vega, del que muy posiblemente tampoco hayáis oído hablar. Yo ni siquiera sé qué significan las siglas de su nombre, pero voy a pensar que quieren decir Jaegar Maximilian y quedarme tan a gusto, porque tiene clase y el de Vega le añade un aire hispano que sin duda resultará muy conveniente para impulsar las ventas internacionales.

¿Es cosa mía o mis introducciones son cada vez más estúpidas?

20 de agosto de 2012

Masters of the Universe #2 - Man-At-Arms

Sé que nos suena divertido, pero hagamos un recuento. Ahora mismo hay en marcha tres colecciones de cómics de los Masters del Universo: los minicómics de Mattel y Dark Horse Comics, que acompañan a algunas de las figuras de Masters of the Universe Classics; la nueva serie de DC Comics He-Man and the Masters of the Universe, de la que ya comenté el primer número aquí; y los capítulos individuales de Masters of the Universe, a la venta exclusivamente en formato digital.

Lo sé, os importa un carajo; pero si seguís estas historias a través del blog, los saltos de una colección a otra pueden liaros bastante. Si sois idiotas, quiero decir, porque los minicómics ni los he tocado. Es sencillo: una colección lleva "He-Man" delante y la otra no.

La historieta que comentaremos hoy se corresponde con el segundo número de la edición digital, que en este caso no lo protagoniza un mindundi como Sir Laser-Lot, sino un viejo conocido y favorito de los fans: Man-At-Arms, una de las pocas personas que comparten el secreto de He-Man para cocinar frijoles sin que queden duros.

El argumento es muy simplón, y el guión de Kyle Higgins, con gran parte de acción y una pequeña parte de mitología, me trae por su simplicidad recuerdos de los viejos tebeos de la revista británica Adventure, que en España publicó Ediciones Zinco. Por otro lado, los dibujos de Pop Mhan, aunque inconsistentes en su calidad a lo largo del número, suponen una evidente mejora respecto del trabajo que hizo Howard Porter en El caballero perdido.

16 de agosto de 2012

Los mercenarios 2 (2012)

El miércoles pasado asistí a la premiere en España de Los mercenarios 2 (The Expendables 2 en el original, y ojalá no lo hubiesen "traducido").

Aurum, distribuidora de la película en España, lo montó bastante bien en los cines Callao, con carteles, alfombra roja y demás parafernalia. Pero lo que no se puede evitar, ni se quiere evitar supongo, es la aglomeración de gente que había; una cosa horrorosa y agobiante, y todo por ver a unos tipos que van al escusado igual que todos nosotros, aunque quizá con menos frecuencia, porque ya se sabe que la gente mayor suele sufrir estreñimiento crónico. ¿Por qué admiramos a las estrellas de Hollywood? ¿Qué las hace tan especiales? ¿De verdad necesita la sociedad ídolos de barro? ¿Me quedaría bien un parche en el ojo? Estas eran las preguntas que me hacía mientras esperaba en la larga cola a que abriesen las puertas del cine, achicharrándome bajo un sol de 15.000.000 de grados.

Cuando por fin llegaron Lundgren, Statham y Van Damme, yo ya estaba sentado cómodamente en mi butaca, disfrutando del aire acondicionado de la sala. Había una cámara fuera, así que podíamos ver en la gran pantalla cómo llegaban las estrellas y el vergonzoso acoso de los fans, siempre a la caza y captura de un autógrafo o de una foto que subir a su Facebook. La paciencia de los actores para soportar con buena cara tanto agarrón y tanto grito me parece admirable. Supongo que dormir sobre una pila de dinero hace el trago más fácil.

13 de agosto de 2012

Pop erótico español: Susana Estrada

No, yo tampoco estoy seguro de qué hago escribiendo esto. Hay quienes beben alcohol o experimentan con drogas para vivir estados alterados de conciencia. Yo, en cambio, veo culebrones animados japoneses, intentó montar la Estrella de la Muerte de Lego sin usar el manual de instrucciones y, si busco experiencias realmente fuertes, escucho pop erótico español de principios de los 80. Y os advierto que no hay clubes anónimos para superar el hábito.

Hasta que empezasteis a leer esta entrada, probablemente la mayoría de vosotros ni siquiera sabía que existía un subgénero musical denominado pop erótico. Todos vosotros conocéis los conceptos de cantantes vestidas como putas y de putas metidas a cantantes, pero si os hablo de pop erótico, os sentís perdidos. Y por eso precisamente estoy convencido de que las canciones de Susana Estrada os abrirán nuevos horizontes. Como Hitler se los abrió a los judíos.

Por si os interesa, la verdadera y única razón de que escriba ahora sobre este tema es que ayer mismo terminé de escuchar el último podcast de Viruete.com. ¿Qué relación guarda el disco del Equipo A con la casete de Susana Estrada? Bueno, aparte de que Félix Lapardi trabajó en ambos productos, la canción que escogió Viruete para cerrar el programa es la que da título a esta fabulosa casete de gasolinera y a una de sus canciones: Machos. Y como toda historia con casetes de gasolinera, a partir de aquí solo puede empeorar.

9 de agosto de 2012

Prometheus (2012)

El viernes pasado hice dos cosas que no quería hacer: trabajar estando de vacaciones y ver Prometheus. Solo una de las dos tiene un pase, pero se salva por un pelo.

Cuando vi el primer tráiler de Prometheus, me entusiasmó por su espectacularidad visual. Las imágenes y vídeos que se fueron publicando hasta su estreno eran prometedores.

Sin embargo, dejé de querer verla en cuanto empecé a leer las primeras críticas, allá por el mes de junio. La mayoría de ellas ponía el filme a caer de un burro, e incluso aquellos críticos de cuyas opiniones suelo fiarme, porque no se dedican simplemente a despotricar y decir chorradas del estilo de "George Lucas ha violado mi infancia", parecían incapaces de inclinar la balanza a favor de las virtudes; los defectos pesaban demasiado.

La misma semana del estreno, ojeé las revistas Fotogramas y Cinemanía en busca de una crítica autóctona y, por decirlo de algún modo, más experta. Ninguno de los redactores decía que la película fuera una obra maestra, pero le daban cuatro y tres estrellas y media sobre cinco, que es mucho más que, por ejemplo, el boñigo maloliente de Cinecutre. Luego caí en la cuenta de que estas revistas quieren que directores y actores los reciban con los brazos abiertos cuando les llaman para hacer una entrevista, o al menos que no les den un portazo en la cara, así que muy rara vez arremeten contra los grandes estrenos.

Pero, en fin, llegó el viernes por la tarde y, después de entrar en un McDonald's y pedir un Menú Whopper®, tampoco tenía gran cosa que hacer para pasar el rato, así que cuando me ofrecieron apuntarme a una sesión de cine gratis, dije que sí.

En adelante, spoilers a tutiplén.

6 de agosto de 2012

Escenas portentosas: 2013: Rescate en L.A.

¿Os acordáis de esa sección del blog en la que comento momentos de película que son una auténtica fantasmada? ¿No? Normal, porque solo he escrito un artículo al respecto, algo que tenía que ver con Tomb Raider y un tiburón. Y vosotros que decíais que tenía la sección de compras abandonada...

Sin embargo, la falta de actualización de esta sección no se debe a que no la tenga presente cuando estoy viendo una película, ni porque me dé pereza continuar con algo que a lo máximo que aspira es a tener una periodicidad anual. O, al menos, no se debe solamente a eso, aunque sean dos buenas razones. La causa principal es que para incluir una escena en esta sección tengo que estar viendo una película y que la idea me asalte la cabeza; tengo que quedarme alelado unos instantes, inmerso en la asombrosa ridiculez de lo que estoy contemplando y decirme a mí mismo "¡Esta es la mierda que buscaba!". Además, el momento me tiene que pillar por sorpresa. Me niego a ir buscando escenas portentosas como un sabueso entre mis DVD.

Esto nos conduce al miércoles pasado, cuando pasaron por televisión 2013: Rescate en L.A., de John Carpenter, secuela de su famosa 1997: Rescate en Nueva York, rodada con mucho más presupuesto y, sin embargo, un fracaso en taquilla. La crítica no se portó bien con ella, y a día de hoy, mucha gente sigue poniéndola a parir por ser un refrito de Rescate en Nueva York y considerarla una tomadura de pelo. A mí, que soy un tipo raro, me gustó más que la primera parte. No es que sea mejor película ni mucho menos (no lo puede ser sin Lee Van Cleef), pero escenas tan absurdas como la que comentaré a continuación la hacen más divertida.

2 de agosto de 2012

He-Man and the Masters of the Universe #1 - The Seeker

Número uno de seis de la nueva serie de cómics de los Masters del Universo. Dada mi manifiesta afición por la franquicia (y digo "manifiesta" porque decir enfermiza supondría reconocer un problema que, desde luego, NO tengo), ya podéis imaginaros que no dudé ni un instante en comprármelo el mismo día de su publicación, el pasado 4 de julio. Vosotros también podéis encontrarlo en edición digital en ComiXology por 2,99$. ¡Compradlo ahora y ya no tendréis que comprarlo más tarde!

Tratándose de cómics, no soy partidario del formato digital, porque me encanta acumular basura en los cajones y estanterías; pero parece difícil que estos cómics lleguen a España, y si lo hacen, será dentro de mucho tiempo, así que no me arrepiento en absoluto de haber pagado por él. Por supuesto, también podría habérmelo bajado gratis de algún foro de Internet simplemente para saciar mi curiosidad y luego comprármelo en formato papel si tengo ocasión; pero eso no estaría bien. Sé que He-Man nunca lo haría.

Además, esta serie necesita todo nuestro apoyo para salir adelante. Y por apoyo quiero decir dinero. Cuantos más números compremos, más querrá publicar la editorial. Es la ley de la oferta y la demanda aplicada a tebeos de tíos cachas en taparrabos y calaveras parlantes.