30 de julio de 2012

Mundodisco: Dinero a mansalva

Para cambiar un poco de tercio después de un mes plagado de entradas sobre superhéroes, hoy os traigo una breve reseña sobre la segunda novela de la serie de Mundodisco protagonizada por Húmedo von Mustachen, el estafador con más carisma del peculiar universo literario creado por Terry Pratchett.

En Cartas en el asunto, y a "petición" de Lord Vetinari (las comillas son esenciales tratándose del patricio), Húmedo dio un giro a su vida de embaucador al ocupar el puesto de director de la Oficina de Correos de Ankh-Morpork, modernizando una institución centenaria cuyo funcionamiento dejaba mucho que desear.

Sin embargo, desde que una intervención divina con muy poco de deus ex machina le sacó del apuro en el que estaba metido en la novela anterior, Húmedo se aburre enormemente. La Oficina de Correos ya no funciona como una administración pública, sino que las cartas se entregan a tiempo. Su trabajo se ha vuelto monótono, y el grave caso de culoinquituditis que padece le lleva a realizar expediciones nocturnas muy poco apropiadas para un cargo de su importancia, sobre todo cuando su prometida Adora Belle está fuera de la ciudad.

Por lo tanto, y aunque no le gusta que jueguen con él como si fuera una ficha más en el tablero de la ciudad, Húmedo es incapaz de rechazar la nueva oferta de Vetinari, que ahora le necesita para reorganizar otra institución ruinosa y anclada en las viejas costumbres: la Real Casa de la Moneda de Ankh-Morpork, donde acuñar un penique cuesta más de un penique.

Y, naturalmente, poner a un timador al cargo de un banco es una gran idea; en España es prácticamente una tradición.

26 de julio de 2012

Masters of the Universe #1 - The Lost Knight

¿Quién me iba a decir a mí que a mediados de 2012 y rondando la treintena estaría leyendo nuevas historias de He-Man y compañía? Nadie, porque nadie habla jamás de estos temas, y sinceramente, a estas alturas, pensaba que ya tendría mi propia isla tropical y que estaría disfrutando de un partido de voleibol femenino desde una tumbona en la playa mientras una muchacha en bikini me abanica con una hoja de palmera, y no a casi 400 kilómetros de la playa más cercana, con el aire acondicionado a tope y escribiendo sobre un cómic basado en una línea de juguetes que solo fue popular en los años ochenta.

El guionista Geoff Johns, que no ha escrito nada que yo haya leído, y el dibujante Howard Porter, del que tengo algunos números de Los 4 Fantásticos que son una birria, se unen bajo el sello de DC Comics para presentarnos una aventura completamente nueva de los Masters del Universo y que, junto a otros dos números protagonizados por Man-At-Arms y Battle Cat, enlaza con la nueva colección que DC ha empezado a publicar este mes.

¿Es este número mejor que aquellos viejos cómics que Ediciones Zinco publicó en España a mediados de los ochenta? ¿Supera en acción y emoción, por ejemplo, a aquel número en el que Skeletor encoge a He-Man y éste es atacado por una hormiga relativamente más grande que él?

Encontraréis las respuestas tras la recapitulación de rigor, si es que para entonces me acuerdo de las preguntas.

23 de julio de 2012

El Caballero Oscuro: La leyenda renace (2012)

Advertencia: No lea esta entrada si es alérgico al cinismo, al humor absurdo, a los spoilers, o a cualquiera de los demás componentes habituales de este blog.

El viernes pasado se estrenó el último tercio de la trilogía quiróptera de Christopher Nolan, el punto y final a la historia de Bruce Wayne como el Cruzado Enmascarado. Por supuesto, como seguidor incondicional del cine de capas y mallas que soy, acudí con presteza a la sala de cine más cercana. Con presteza y solo. Solo por primera vez en veintiocho años. Todo el mundo pareció ponerse de acuerdo para fallarme, amigos, compañeros y familiares, por lo que ahora no me queda más remedio que urdir horribles planes de venganza para cada uno de ellos, ¡y justo ahora que empiezan mis vacaciones!

A pesar de todo, salí satisfecho del cine, no tanto como cuando salgo del baño pesando dos kilos menos después de pasar tres días estreñido, pero más que cuando consigo abrir una lata de guisantes sin quedarme con la arandela en la mano.

No haciendo Nolan la clase de películas que me apetece ver más de un par de veces (una en el cine con palomitas y refresco, y otra en casa sin preocuparme de que una inoportuna cistitis me obligue a perderme cinco minutos de metraje), disfruto sus filmes enormemente en el momento de su estreno.

20 de julio de 2012

#BF de Pepetravel


Pepetravel.com, la agencia de viajes on-line, ha recomendado El Tipo de la Brocha en el #BF de la semana.

Si os estáis preguntando por qué un sitio web de viajes recomienda un blog como este, solo tenéis qué leer algunas de las respuestas que les di cuando contactaron conmigo. Y es que, como los Beatles bajo la guía del Maharishi Mahesh Yogi, yo también me hago mis viajes, solo que con más imaginación y menos sustancias psicotrópicas.

Ego +3 para el que suscribe.

16 de julio de 2012

Batman, la película (1966)


Muchísimo antes de que Chris Nolan elevase las películas de superhéroes a un nuevo nivel con El Caballero Oscuro, mucho antes incluso de que Tim Burton demostrase que Michael Keaton podía ser un excelente Hombre Murciélago, estuvo Batman, la popular serie televisiva de los años sesenta, con Adam West en el papel del Cruzado Enmascarado y Burt Ward como Robin, el Pequeño Prodigio.

Tildada innumerables veces de cutre y criticada por los aficionados porque su tono colorido y alegre se alejaba supuestamente del carácter oscuro y taciturno del personaje creado por Bob Kane (y digo supuestamente, porque a mediados de los cincuenta, el Batman de los tebeos ya se acercaba bastante al que sería su homónimo televisivo), la serie producida por William Dozier cosechó, no obstante, un gran éxito entre el público y liberó a Batman de la oscuridad de las publicaciones pulp, poniéndolo en boca de todo el mundo.

Hoy, para rendir tributo a esta serie, repasaremos su adaptación a la gran pantalla, que se rodó después de la primera temporada de la serie para promocionar ésta en el extranjero. Además de ser la primera incursión cinematográfica de Batman, también es su película más estrafalaria hasta la fecha (sí, incluso por encima de Scooby-Doo y Batman forman equipo). Agarraos los machos.

12 de julio de 2012

Lita Ford: Living Like A Runaway


Los habituales del blog ya sabéis que no suelo hablar de música. ¿El motivo? Me es más fácil escribir 1.000 palabras sobre un pastelito de chocolate que redactar un solo párrafo sobre canciones y grupos que inspiraron a toda una generación. Y encima, para lo poco que escribo del tema, resulta que ya había mencionado a Lita Ford en uno de los cinco artículos sobre música que había en el blog, o sea que además de ser un pésimo crítico musical, soy más monotemático que las tramas de Dragon Ball Z.

El caso es que desde que escribí aquel top 5 de dúos musicales, he escuchado todos los álbumes en solitario de la señorita Ford y también la antología de su primera banda, The Runaways, que tuvo más éxito en Japón que en ningún otro país y que muchos no conocerían de no ser por aquella película que protagonizaron una putísima Dakota Fanning y la tía sosa de Crepúsculo en 2010. Por lo tanto, podría decirse que me he empapado de su carrera musical lo suficiente como para hablar de su nuevo disco con conocimiento de causa. No es que vayáis a notarlo, pero yo me siento un poco más culto, como cuando me aprendí los ingredientes del ColaCao.

9 de julio de 2012

The Amazing Spider-Man (2012)

Como Spider-Man dijo una vez: "¡Tu sico-rayo no servirá de nada si no me alcanza!"; una frase en apariencia trivial, pero que esconde una sutil metáfora sobre el escándalo de Watergate.

Vale, he mentido. No es una metáfora de nada y tampoco viene al caso. Solo quería romper el hielo.

Para los que busquen una crítica rápida, seré conciso y claro: os habéis equivocado de blog. Al resto, empezaré por decirle que la película me ha gustado. Luego os diré cuánto.

A priori, y como comparar es fácil, puedo adelantaros que aunque la bisoñez de Marc Webb como director hace que su impronta personal sea difusa, The Amazing Spider-Man se alza con voz propia y supera a la trilogía de Sam Raimi en muchos aspectos. Cosa fácil desde el punto de vista de cualquiera que, como yo, tuviese tirria a Tobey Maguire y a Kirsten Dunst. Y supongo que no hace falta que diga que la película es infinitamente mejor que el telefilme de 1977 del que hablamos la semana pasada, porque incluso los vídeos domésticos que grababa mi padre sin quitar la tapa del objetivo son más entretenidos que eso.

6 de julio de 2012

Leather Goddesses of Phobos! 2

"¡Intergaláctica! ¡Interactiva! ¡Una aventura gráfica apasionante!". Con semejante reclamo, a la vista del título y de la carátula, y sabiendo que es este videojuego es un spoof de las películas de ciencia-ficción de serie de B de los años cincuenta, me era imposible resistir la tentación de probarlo. Sería como ponerle a Charlie Sheen una raya de cocaína sobre la mesa y decirle: "Se mira, pero no se esnifa". Y que conste que empiezo con un chiste fácil de Charlie Sheen, para ver si se gastan pronto; que ya está bien, hombre.

Diosas de Cuero de Phobos 2: Las tres empleadas de la gasolinera encuentran al tentáculo palpitante del Planeta X (del original, Leather Goddesses of Phobos! 2: Gas Pump Girls Meet the Pulsating Inconvenience from Planet X!... aire, por favor) es la continuación de una popular aventura conversacional de 1986 en la que el jugador debía evitar que unas amazonas del espacio exterior sometiesen sexualmente a toda la Tierra. No, no sois los únicos; yo también hubiera ondeado la bandera blanca.

La secuela de la que os hablaré hoy salió varios años más tarde, en 1992, por lo que aparte de ese elemento tan novedoso conocido como grá-fi-cos, también tenía música, sonido e incluso voces en castellano. Voces pésimamente interpretadas y todavía peor digitalizadas, pero voces al fin y al cabo; todo un dechado de virtudes para la época.

El punto en común de Leather Goddesses of Phobos y su secuela, y la única razón por la que se vendieron más de dos copias, es su carácter subido de tono. El contenido no llega a ser ni mucho menos pornográfico, pero sí lo suficientemente sugerente como para provocar el efecto conocido como "portada del Barbarian de Atari".

2 de julio de 2012

Spider-Man: El sorprendente Hombre-Araña (1977)

Seguramente a estas alturas ya habréis visto algún tráiler de la nueva película de Spider-Man, un reinicio de la franquicia que volvió a poner a Sam Raimi en el mapa de Hollywood y que Sony ha dejado ahora en manos del director Marc Webb. Look a lo Crepúsculo, zapatillas deportivas, skateboarding y un Lagarto que recuerda a los goombas de la peli de Super Mario Bros. Visto lo visto, mis expectativas no podrían ser más bajas.

Sin embargo, lo que me trae hoy aquí no es este estreno inminente y potencialmente decepcionante, sino otra película protagonizada por el superhéroe creado por Stan Lee y Steve Dikto en las páginas del Amazing Fantasy #15, y que se emitió hace ya la friolera de 35 años.

En efecto, antes incluso de que Raimi dirigiese la mediocre trilogía protagonizada por Tobey "Muecas" Maguire, el Hombre-Araña ya tuvo su momento de gloria con actores de carne y hueso. Os hablo de... ¡El sorprendente Hombre-Araña, la serie de televisión de la CBS! Es una suerte que poner exclamaciones sea gratis, porque no las merece.

La serie, como todas, tuvo un piloto. Pero no un piloto cualquiera, sino un telefilme de hora y media producido por Columbia Pictures Television que, en España, incluso llegó a estrenarse en las salas de cine. Como dice el póster: "Por primera vez en la pantalla... el super-heroe favorito del mundo vive fabulosas aventuras". El subrayado y la ausencia de tilde en la primera e de "héroe" no van a evitar que nos fijemos en que alguien se olvidó de dibujarle la telaraña a Spider-Man en la mano izquierda y que, por su culpa, el "favorito del mundo" podría pegarse el morrazo de su vida. Y de aquí en adelante, la cosa empeora.