17 de diciembre de 2012

Batman Returns (Super Nintendo)


Nada dice Navidad como Batman dando una somanta de palos a una banda de payasos liderada por un hombre pingüino. ¿No lo veis así? Vale, quizá esté forzando los límites de la temática navideña; pero, por esta vez, ¿qué os cuesta seguirme la corriente? ¡Es el puñetero Batman y aún estamos a mediados de diciembre!

Además, estáis pasando por alto un detalle muy importante: Batman Returns, la película en la que se basa este videojuego, se desarrolla en Navidad. Hay abetos con adornos navideños y se reparten ostias consagradas, dos grandes tradiciones cristianas. No se puede pedir más.

Y para rematar esta introducción, me permito deciros que tres quinquenios antes de que Rocksteady Studios nos sorprendiera a todos con Batman: Arkham Asylum, el Batman Returns ya lo petaba en Super Nintendo. Era un "yo contra el barrio" en el que ese "yo" era Batman, y no os hacéis a la idea de cuánto me gustaba Batman cuando era un crío. Entonces solo teníamos los tebeos de Ediciones Zinco, la teleserie de Adam West y las películas de Tim Burton; pero el héroe de Gotham me gustaba tanto como para disfrazarme de él en carnaval. Con mallas negras y zapatillas de ballet.

Ya lo he dicho todo.

¿Es suficientemente navideño para vosotros o no?

Probablemente muchos de vosotros seréis unos entusiastas de la trilogía del Caballero Oscuro de Christopher Nolan y la mayoría habréis descuidado el pasado cinematográfico del héroe creado por Bob Kane y Bill Finger a finales de los años 30. Pero los que tengáis mi edad, aún recordaréis que a finales de la década de los ochenta, Tim Burton trajo dignidad a este personaje tras la fase psicodélica por la que pasó en la teleserie de los años sesenta, en la que Adam West y Burt Ward peleaban a ritmo de jazz contra malos de opereta mientras se triscaban tras las cámaras a todo lo que se moviera y llevara falda. Burton convirtió a Batman en un tipo duro, le dio un aire trágico y oscuro, lo enfrentó a unos villanos tanto o más interesantes que el héroe, y diseñó el que para mí es el Batmóvil definitivo. A lo anterior debemos sumar el tema musical de Danny Elfman, que es el más emblemático que ha acompañado al Hombre Murciélago hasta la fecha; a su lado, Hans Zimmer es un aficionado.

El videojuego del que hablamos hoy capta a la perfección la estética de la película de Burton, la traslada al mundo de los 16 bits y le añade algo que nunca sobra: más sopapos. Evidentemente, el título no tiene la variedad de los beat 'em up actuales y, para los estándares modernos, su simplicidad roza lo mediocre; pero, en este blog, Batman Returns es la releche y quien diga lo contrario no podrá esconderse de mí en ninguna parte, ni siquiera en la Batcueva.

Aparte de repartir puñetazos y patadas voladoras a lo Double Dragon, Batman también puede lanzar batarangs, utilizar su batgancho para balancearse de un lado para otra cual Tarzán alado, empotrar a los esbirros del Pingüino contra paredes y escaparates, e incluso entrechocar las cabezas de sus enemigos emulando a Bud Spencer (o al Goliath de Ambrós y Mora). Con estos movimientos, no cuesta sentirse el rey del barrio.

¡Me llaman el Cascanueces!

Para los amantes de la diversidad, también hay fases de desplazamiento horizontal en las que lanzamos batarangs a ráfagas, como si llevaramos una batmetralleta, y que son más cercanas a un Contra que al clásico beat 'em up, así como una pantalla en la que conducimos el Batmóvil y disparamos batfrisbees contra motoristas con enormes cascos en forma de calavera mientras vemos la ciudad de Gotham deslizarse horizontalmente como si estuviera edificada sobre una enorme cinta transportadora.

Sí, el Modo 7 tenía sus defectillos.

Brumm, brumm...

La única pega del juego, si es que tengo que ponerle alguna, es que es muy corto. Solo tiene siete pantallas y puede terminarse fácilmente en menos de una hora. Claro que antes tendremos que cogerle el tranquillo. Dado que hoy me siento generoso, os daré un par de consejos: protegerse no sirve para una puta mierda y el batarang es vuestro mejor aliado contra prácticamente todo.

Por último, quisiera compartir con vosotros la carátula de la versión nipona de este videojuego. ¿Por qué? Catwoman, por eso.


Ese Batsutoman Ritaanzu suena raro de cojones, pero nadie niega que los japoneses sean unos artistas.

9 comentarios :

  1. Ni Arkham Asylum ni pollas, este es el juego definitivo de Batman a la par de uno de los beat em ups mas entrenidos de la Super Nintendo. Aun más mérito si consideramos el nivel medio bajo cero de los juegos que adaptaban películas en la época (aunque tampoco es para tirar cohetes hoy en día).

    ResponderEliminar
  2. El tema del Tubo Musical da algo de miedo con el llanto del crío aquel.

    ¿Quién podría resistir a Batman con esos puñetazos al más puro estilo de Hokuto no Ken y sus planchas voladoras? Un Señor Juego en toda la extensión de la palabra.

    Y sí, ¿por qué no podemos tener ese tipo de carátulas para las versiones de todos los videojuegos?

    ResponderEliminar
  3. Yo es que siempre preferi la serie de batman del futuro el rollo cyberpunk me encanta

    ResponderEliminar
  4. Otro gran mérito de este juego: que siendo beat´em up, mole sin tener opción de 2 jugadores.

    ResponderEliminar
  5. Ya estaba extrañada cuando dijiste que habría artículo de videojuegos para la Navidad... ahora entiendo todo xD. Va, se acepta.

    ResponderEliminar
  6. pepins: El Batman de NES, de estilo más plataformero, tampoco era manco.

    LacraESECEFE: A mí el llanto ese también me da mal rollo.

    Anónimo: Batman: The Animated Series. Esa sí que era buena.

    Ryo Dragoon: Muy cierto, aunque un modo de 2 jugadores con Batman y Catwoman no hubiera estado mal.

    Jero-chan: Pues me queda otro videojuego por comentar y es navideño sin reservas.

    ResponderEliminar
  7. Batman mola aunque no mole. Yo no recuerdo que haya alguna iteración animada que no me haya gustado en su momento. Bueno, tal vez la que se estrena en CGI el próximo año, la del Batman Anencefálico, Dun Dun Dugan y Azumi.

    ResponderEliminar
  8. Nada dice Navidad como GREMLINS! :D Haceis una reseña?


    Saludo desde el pais con las mujeres mas hermosas (o por lo menos asi nos gusta creer), Argentina.

    ResponderEliminar
  9. El juego tiene una pintaza increible. No lo he jugado pero lo buscaré.
    Un tema para otro post sería las portadas de los juegos en Japón, siempre son muy llamativas, no sé porque las cambian aquí.

    ResponderEliminar